vista de instalacion vista de instalacion As an artist, I look for this kind of drama As an artist, I look for this kind of drama As an artist, I look for this kind of drama As an artist, I look for this kind of drama As an artist, I look for this kind of drama As an artist, I look for this kind of drama As an artist, I look for this kind of drama As an artist, I look for this kind of drama Columna Flotante Columna Flotante Columna Flotante Columna Flotante Columna Flotante Llego muy alto Llego muy alto Llego muy alto Notas de Prensa Notas de Prensa Personal Images Personal Images Personal Images Personal Images Personal ImagesPersonal Images Personal ImagesRaul quiere que seas criticamente feliz. Raul Gomez Valverde Raul quiere que seas criticamente feliz. Raul Gomez Valverde Raul quiere que seas criticamente feliz. Raul Gomez Valverde
Raúl quiere que seas críticamente feliz incluye cinco obras que relacionan el proceso creativo con nociones de cambio, subjetividad y expectativa.

El artista considera el propio espacio c arte c como un elemento fundamental del proyecto –se trata del primer edificio planificado en España para exponer arte contemporáneo (MEAC Museo Español de Arte Contemporáneo, 1975) convertido en el Museo del Traje en 2005. En esta sala, que a primera vista parece desprovista de obra, Valverde ha integrado sutilmente su trabajo con el contexto expositivo.

La obra Luz solar entrando en el MEAC en el día de mi cincuenta cumpleaños (2010-2030), literalmente se apropia de este espacio de exposición, pero lo hace en tiempo futuro. Pertenece a una serie de videos generados por ordenador que muestran cómo la luz del sol afectará a diferentes museos internacionales el 12 de marzo de 2030, día en el que el artista cumplirá 50 años. Para calcular con precisión la interacción de luz y arquitectura, Valverde construyó un modelo virtual del museo y empleó un software que simula el recorrido solar en esta fecha y coordenadas concretas. El trabajo cuestiona el estado de las instituciones culturales y nuestra estructura cotidiana de expectativas.

Columna flotante (2012) imita uno de los pilares principales del edificio. La pieza, incapaz de soportar peso alguno, se sitúa a unos centímetros del suelo, justamente a la distancia que el artista se eleva al ponerse de puntillas. En esta posición, Valverde dibuja la frase Llego muy alto (2012) en una de las paredes blancas de la galería. Con este gesto, no sólo alcanza su máxima altura física sino que manifiesta una intención de éxito.

Al acceder a la sala, el visitante se encuentra con la colección Personal images (2005-en progreso) (Imágenes personales), material que el artista recopila por su capacidad de inspirar nuevas ideas o referenciar situaciones que han sido centrales en su desarrollo. El modo de presentación, con un monitor en el exterior y otro en el interior de la sala, permite cuestionar la conexión entre cada imagen y su título.

Por último, bajo el nombre Notas de Prensa (2010-2012), Valverde ofrece distintas versiones de la nota de prensa de la exposición. La serie, iniciada dos años antes de la apertura, documenta la génesis del proyecto, su transformación y las múltiples posibilidades del proceso artístico.